Cómo minar Ethereum

La blockchain Ethereum, creada por Vitalik Buterin ha venido trabajando con un esquema de validación de transacciones que había permitido que minar el criptoactivo de la red, Ether (ETH) resultara en un proceso medianamente sencillo -como en el caso de criptomnedas como Bitcoin-, que si bien implica la configuración de un software y de un hardware específico, no traía consigo mayores complicaciones.

El proceso de minado implica que el minero está recibiendo unidades monetarias en concepto de comisión por la confirmación de las transacciones de la blockchain, a partir del poder de cómputo del hardware que se está utilizando y la ejecución del algoritmo de verificación de las transacciones de la criptomoneda, en este caso ETH.

Sin embargo, con la activación del hardfork Byzantium – a partir del bloque 4,370,000-, el esquema cambiará de manera significativa. La noticia no es sorpresiva, pues estas actualizaciones figuran como parte del mapa de ruta de Ethereum. En Ethereum han ocurrido hasta el momento 5 bifurcaciones forzadas, y solo una, la que se ocasionó con el hackeo de la Oferta Inicial de Moneda (ICO) de The Dao, no había sido planificada.

Hasta ahora los usuarios podían acceder a la actividad comprando un contrato para minar ETH o asociándose a un pool de minería, u operando su propio hardware de minería, con un retorno sumamente significativo, incentivando la activación de mayores mineros, con el correspondiente aumento de seguridad en la blockchain, al contar con más puntos de confirmación. Al comprar un contrato de minería, el usuario cederá una parte de sus ganancias a alguien más que organiza las actividades asociadas al manejo, mantenimiento y establecimiento de los costos de la operación.

Para minar ETH, la blockchain había utilizado el mismo protocolo de la mayoría de las criptomonedas actuales, es decir, una Prueba de Trabajo (PoW). Este proceso implica la resolución de problemas criptográficos por medio de un fuerte gasto de electricidad y la ejecución de difíciles cálculos computacionales por medio de la implementación de hardwares y softwares especializados. El nuevo esquema que se utilizará tras Byzantium es bastante diferente.

Con la implementación de la Prueba de Participación (PoS), el proceso de minería dejará atrás el gasto eléctrico y la implementación de hardwares complejos, y pasará a contar con un ‘validador’, que ofrecerá algunos ETH como garantía para el procesamiento de diferentes bloques, que evaluará con el protocolo zk-SNARKs de Zcash. Cuando el bloque sea añadido con éxito a la blockchain, el validador recibirá una recompensa proporcional a la garantía, pero si el bloque no es validado, perderá los ETH.

Para completar el proceso, se implementarpa el algoritmo de consenso Casper, desarrollado por el propio Buterio, y que integra un sistema híbrido entre PoW y PoS. Así, cada 100 transacciones se realizará una prueba de participación, a fin de evaluar el desempeño del minado del bloque. A esto se agregará una bomba de dificultad, que hará que el tiempo de procesamiento de un bloque vía PoW aumente hasta hacer imposible este proceso, de manera que en unos 2 años, toda la red opere sus transacciones con PoS. Este es un sistema de emisión que beneficia el ahorro y la reducción de la oferta, algo que podría influir directamente en el precio de ETH de manera positiva, al menos en el mediano plazo.

Si bien la la activación de la bomba de dificultad no se dará de manera repentina sino escalonada, con Byzantium ya se redujo la recompensa de bloque de 5 a 3 ETH, un recorte significativo para la actividad minera. Para las nuevas cracterísticas de la red se pueden seguir algunas recomendaciones.  Manejar al menos un Pentium G4560 -preferiblemente con alguna distro de Linux-, 4 GB de RAM, así como un mínimo de 30 GB de memoria para participar en un grupo de minería, o más de 250 GB si se minará independientemente, y muy importante descargar y manejar toda la data de la blockchain.

Además, la computadora debe estar encendida la mayor cantidad de tiemp posible – pues al estar apagada el proceso no sucede, el usuario debe vigilar que la temperatura del equipo no supere los 60°, aunque la mayoría de los software de minería como ethermine, traen consigo un medidor de temperatura.