Cómo vender Ethereum

Ethereum, blockchain creada por el desarrollador ruso Vitalik Buterin, desarrollada para ofrecer un lenguaje de programación que permite que cualquier usuario escriba contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas cuenta con su propia moneda criptográfica llamada Ether (ETH).

Este criptoactivo que sirve como combustible interno del funcionamiento de la plataforma y a la vez como medio de pago e inversión para aquellos que deciden comprarlo. En este artículo le daremos algunos datos sobre el proceso para su venta, aunque es una operación sencilla.

Una vez el usuario se ha hecho con ethers, puede cambiarlos por otras monedas criptográficas o por monedas fiduciarias utilizando un proceso similar al de la compra en las casas de cambio a nivel nacional o internacional según sea el caso. La mayoría de las casas de cambio más reconocidas del mundo operan transacciones de compra-venta de ETH, por lo que el proceso es sencillo.

El usuario deberá tener su propia cuenta en alguno de los intercambios de esta lista: https://coinmarketcap.com/currencies/ethereum/#markets, y deberá elegir la oferta que se adecúe de mejor manera a sus necesidades, específicamente en cuanto a la entidad Bancaria que servirá para recibir el dinero fiat, y los importes que deberá cancelar por la transacción de intercambio, que generalmente va de 1 a 5%.

El interesado deberá transferir los fondos en ETH desde su cartera personal, bien sea Exodus, Mist, MyEtherWallet, MetaMask, entre otras, a la cartera que le asignó el intercambio al que se haya suscrito, a fin de vender o intercambiar sus criptoactivos según las tasas de negociación que en estas plataformas se ofrezca.

Casas de cambio como Coinbase, Bithumb, eToro, Kraken, Bitfinex, Binance, Cex.io, Poloniex ofrecen la posibilidad de negociar ETH, a precios muy cercanos, sino iguales al establecido según su capitalización de mercado. El usuario recibirá las monedas fiduciarias de su elección en una cuenta bancaria que él mismo proporcionará, recibiendo generalmente el equivalente de las divisas al cambio oficial establecido por país, aunque en algunos casos, donde existe control cambiario, la tasa puede ser otra.

Otra opción para vender es directamente entre usuarios, en una operación peer-to-peer (P2P), en la que el vendedor ofrece sus ETH a un comprador, este le indica la dirección de la cartera donde espera recibir los ETH y solicita el número de cuenta bancaria del vendedor. Queda de parte de ambos acordar en qué momento se transfieren los fondos, pero lo cierto es que es una operación que puede realizarse y aumenta la cercanía entre las partes involucradas en la operación, ya que puede hacerse vinculando carteras personales y no las que se alojan en los exchanges.

Ethereum, blockchain de gran manejabilidad y que cuenta con elementos como los contratos inteligentes, ya ha llegado superar las 500,000 transacciones diarias, y manteniendo comisiones que no superan el centavo de dólar, un gran logro para una blockchain pública como la suya, y aún pueden mejorar.

Recordemos que en la red se activó exitosamente la bifurcación Byzantium a mediados de octubre, una actualización que promete introducir importantes elementos como la reversión de transacciones y de contratos, así como mayor nivel de privacidad de transacciones con los zk-SNARKs de la criptomoneda Zcahs, así como un importante cambio que se aplicará al método de procesamiento de transacciones de una Prueba de Trabajo a una Prueba de Participación.


La Prueba de Participación podría llevar los tiempos de generación de bloques a 2 segundos, aunque aún llevará tiempo. Sin embargo, mientras se consigue el objetivo, la demanda por utilizar la red podría ir aumentando junto al precio de su criptomoneda, lo que quiere decir que la compra-venta de este criptoactivo continuará siendo rentable.